“Los emprendedores están bombardeados de modelos, técnicas, tácticas, programas y meetups, pero poco se habla de contabilidad”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on print
Print

Uno de los problemas que identifico de los emprendedores en este país, es que están bombardeados y sobre estimulados de modelos, técnicas, tácticas, programas y meetups, pero poco se habla de contabilidad. Muy poco se ve, del punto de equilibrio y la ironía es que lo normal sería él alcanzarlo.


 

A lo largo mi experiencia como asesor de empresas, comencé inherentemente a abordar con una vista más pragmática todas las problemáticas típicas de la administración de recursos. La teoría estaba más que cubierta. Pasé de estudiar economía en Estados Unidos, a validar mis estudios acá en Chile, después de la Ingeniería continué la educación formal con diplomados, y la vedad como dicen, uno nunca para de estudiar y de asistir a cursos y charlas. En fin. Mucho se habla de innovación, gestión, ecosistema, valor, etc; y cada gurú y loco con su tema, venden motivación más que nada combinando conceptos como Pyme / startup, más un par de palabras en ingles y al final con que nos encontramos: con el típico Modelo Deming, maquillado, o unas suerte de Modelo Malcom Baldrige, los más osados integran modelos de gestión más desconocidos como el EFQM o el Iberoamericano, le agregan el CANVAS y ya ésta; que tenemos como resultado: algo así como un “huaso bailando tango”. Ni fu ni fa, dirán otros.

Uno de los problemas que identifico de los emprendedores en este país, es que están bombardeados y sobre estimulados de modelos, técnicas, tácticas, programas y meetups, pero poco se habla de contabilidad. Muy poco se ve, del punto de equilibrio y la ironía es que lo normal sería él alcanzarlo. Entonces; los invito a conversar sobre cosas concretas, y con esto me refiero a contabilidad pura y dura. ¿Y para que en realidad? Que sentido tiene, “perder” el tiempo con la contabilidad, cuando puedo mientras tanto ver en YouTube e “invertir” ese tiempo en ver y analizar “la maravilla logística de la fórmula uno”, por ejemplo. Talvez de ahí sale una idea y nada, de ahí una App y $20.000.000 de la nada, auspiciados de Start-up Chile; luego a levantar capital, la fama llegará junto a las fotos que me sacaré con los 5 grandes de la ASECH, y así, la fantasía te lleva de un lugar a otro, interrumpida y a la vez, alimentada de vez en cuando, con un correo de BancoEstado portal Pyme o un mensaje en tu muro del Centro de Desarrollo de Negocios y uno que otro “meets—ups” en el CoWork de moda.

Bueno, sin más rodeos, les diré por qué es necesario poner atención a lo contable. Porque la contabilidad les puede resolver lo que a mí gusto son las dos “grandes preguntas” que se debe hacer un empresario enfocado “¿Cuánto dinero tengo?” & “¿Cómo me fue?”. Así tal cual. Sabrán eso sencillamente mirando los dos estados financieros claves: el balance general y el estado de resultados. Sin ir más lejos estos documentos están diseñados para responder a estas preguntas. Ahora la gracia desde luego, ésta en el “cómo” se agregan las transacciones individuales para que formen parte de estos estados financieros. Después de desarrollar una comprensión amplia de los estados contables y financieros, comenzará a desarrollar una comprensión más matizada de los componentes individuales de hacer negocios, como el impacto concreto de hacer una venta o de crear un inventario.

Al considerar muchas de las acciones más comunes de una empresa, desarrollarán su comprensión en la importancia de la contabilidad y explorará estos conceptos aplicándolos en diversos tipos de transacciones. Una vez que comprendas mejor estos conceptos individuales, estarás listo para recurrir a los estados financieros generales y utilizarlos como herramientas informativas, incluida la creación de relaciones. Esto ultimo lo dejamos para la siguiente columna.